Tarjeta de crédito gratis

»

¿Por qué confiar en nosotros?En MejoraTusFinanzasYa revisamos todas las características de los productos financieros para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra.Nuestros escritores y editores son expertos en finanzas y siempre te darán su opinión sincera.Tarjetas > De Credito > Gratis

Conoce lo mejor de las tarjetas de crédito gratuitas.

Última Actualización Enero 2021 

Diariamente surgen necesidades económicas que no pueden ser asumidas con la liquidez disponible en las cuentas bancarias. No se trata de gastos de emergencia ni de grandes oportunidades de inversión, sino de aquellos conceptos cuya carga conviene asumir en pagos periódicos. Para estos casos, la mejor recomendación es utilizar una tarjeta de crédito gratis cuyos beneficios permitan asumir el gasto cómodamente. 

La planificación financiera personal es uno de los aspectos más complejos de la vida. Muchas veces, los ingresos mensuales no permiten cubrir la totalidad de gastos que deben realizarse. También sucede, que los ingresos no se distribuyen apropiadamente, quedando sin oportunidad de ahorro. 

Estas y otras situaciones desafortunadas, forman parte de las razones por las que tener una tarjeta de crédito gratis es una necesidad. Pero necesitarla no es lo mismo que saber usarla. El desconocimiento de las características de este producto, puede ser contraproducente. Así, conviene conocerlas detalladamente antes de solicitarlas y celebrar un contrato con el banco. 

¿Qué es una tarjeta de crédito gratis?

El mal uso de las tarjetas de crédito es lo que ha llevado a muchos a abstenerse de solicitarlas. Pero lo cierto es, que no se trata de un instrumento financiero fallido o engañoso. Simplemente hay que saber cuál es su función para poder utilizarlas de manera correcta. De ahí que, antes de pedirla, sea preciso preguntarse ¿qué es una tarjeta de crédito gratis?

Una tarjeta de crédito es un producto financiero que las entidades bancarias ofrecen a las personas interesadas en ellas (sean sus clientes o no). Dadas sus características, funcionan como pequeños préstamos exprés que la entidad ofrece por el límite asignado a ellas. 

Del mismo modo que ocurre con los préstamos, al adquirir bienes con las tarjetas de crédito se va acumulando una deuda. Es decir, se puede comprar bienes y servicios sin disponer del dinero y pagarlo después. Así mismo, cada tarjeta puede tener condiciones diferentes en cuanto a las tasas de interés y modos de pagarlas. 

Adicionalmente, generan una serie de cargos derivados de su mantenimiento, emisión o renovación, que se pagan mensual o anualmente según las estipulaciones bancarias. Pero este no es el caso de todas las tarjetas de crédito. Algunas incluyen entre sus beneficios la excepción en el cobro de dichos conceptos y se les denominan tarjetas de crédito gratis. 

Este beneficio permite al titular de la misma gozar de la tranquilidad de usarla con menos cargas. Si bien esto no le exime del pago de otros conceptos que la entidad bancaria pueda establecer, sí representa un notable alivio. 

A estas tarjetas puede dársele mucho provecho, especialmente cuando se les emplea para realizar transacciones de comercio electrónico. 

Gracias a sus características, una tarjeta de crédito gratis es más fácil de solicitar que otras tarjetas. La planificación financiera que requieren es menor porque los gastos que genera también lo son. 

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito gratis?

Como ya se ha mencionado, es preciso conocer los aspectos más relevantes de una tarjeta de crédito antes de aventurarse a contratarla. Una vez entendido de qué se trata esta oferta, el interesado tiene que conocer cómo solicitar una tarjeta de crédito gratis. 

La importancia de conocer este procedimiento radica, en que un error puede ser motivo suficiente para que el banco rechace la solicitud. Por tanto, conviene conocer cuáles son los pasos que se deben seguir para poder disfrutar de ella. 

El procedimiento es bastante similar al que se sigue cuando se solicita la apertura de una cuenta bancaria. Lo primero es ponerse en contacto con el banco y conocer cuáles son los requisitos que exige para reunirlos y presentarlos con la solicitud. 

La solicitud consiste en un formulario, que deben llenarse aportando los datos requeridos. Debe haber exactitud entre la información contenida en los recaudos y la que se expresa en el formulario. De haber incongruencias, el banco podría rechazar la solicitud. 

Una vez enviada la solicitud solo resta esperar. El banco evaluará la solicitud y si todo está en orden, en un plazo no mayor de siete días enviará la tarjeta al domicilio indicado en el formulario. 

Acerca de la modalidad de estos procesos, todavía es posible realizarlos desde las oficinas de los bancos. No obstante, en la actualidad todos cuentan con un sistema online que permite realizar dicho trámite por internet. El interesado es libre de elegir el método que más le convenga. 

Requisitos para obtener una tarjeta de crédito gratis.

Al momento de solicitar una tarjeta de crédito gratis se debe disponer de los requisitos para obtenerla. Estos deberán presentarse ante el banco bien sea de manera de forma digital o directamente en sus oficinas. 

Entre los requisitos mínimos que deben reunirse para obtener una tarjeta de crédito gratis destacan: 

  • Ser mayor de edad
  • Presentar documentos de identificación vigentes
  • Poseer una fuente de ingresos estable y aportar una certificación de los mismos.
  • Poseer una cuenta bancaria. Puede ser en un banco distinto al emisor de la tarjeta de crédito, pero esto debe consultarse con dicha entidad.
  • Aportar un documento demostrativo del domicilio.

La solvencia financiera es otro requisito indispensable para que la solicitud sea aprobada. Los bancos exigen información financiera para saber si la persona cuenta con los medios necesarios para pagar la tarjeta. 

Pero no basta con tener ingresos que cubran la eventual deuda derivada del uso de una tarjeta de crédito. La capacidad de pago disminuye conforme aumentan las deudas y por eso los bancos también piden esta información para complementar el resto de los requisitos. 

De modo que, además de la certificación de ingresos deberán señalarse las deudas vigentes (si las hubiere). Esto sirve a los bancos para saber si el solicitante podrá asumir otra deuda. 

Puede suceder que se trate de una tarjeta de crédito gratis sin cambiar de banco. En este caso, no será necesario tener una cuenta en el banco emisor, pero sí se debe poseer una cuenta en algún banco. 

¿Dónde comprar con una Tarjeta de crédito gratis?

Una vez que ha sido activada, surgen las preguntas ¿Dónde comprar con una tarjeta de crédito gratis? Y ¿Cómo empezar a disfrutar de ella? Pues bien, estas tarjetas son aceptadas en los diferentes comercios y pueden utilizarse como cualquier otra. 

Hoy en día, las tarjetas de crédito pueden utilizarse en cualquier establecimiento comercial. El tarjetahabiente tiene las más amplias libertades de uso y los únicos límites son los relacionados con el cargo asignado a ellas. Mientras tenga saldo disponible, pueden utilizarse sin problemas. 

Hoy en día, uno de los usos más habituales de las tarjetas de crédito son las compras por internet. Y es que entre las alternativas de pago que ofrecen las diferentes tiendas online, estas son las más utilizadas. Además, se obtienen descuentos que no son ofrecidos a quienes utilizan otros medios de pago. 

Condiciones de pago para las tarjetas de crédito gratuitas.

En cuanto a las condiciones de pago de una tarjeta de crédito gratis, estas no son diferentes a las establecidas para otras tarjetas similares. 

El cliente debe consultar con la entidad bancaria y reafirmar en el contrato que las cláusulas estipuladas le son favorables. El cliente debe conocer cuál es el Tipo de Interés Nominal (TIN) y la Tasa de Interés Equivalente (TAE) que se cargan a la tarjeta. 

La modalidad de pago siempre será determinada por el banco emisor. Sin embargo,  a pesar de establecer sus condiciones, siempre ofrecen diversas opciones para que el cliente pueda elegir el que mejor se adapte a sus posibilidades. 

Al hablar de las condiciones de pago, también deben considerarse las consecuencias del impago de las mismas. Por eso, es recomendable evitar los excesos que conlleven a asumir deudas que superen la capacidad de pago. 

Lo referente a las condiciones de pago debe ser consultado con la entidad bancaria. A pesar de los términos generales, cada banco diseña estrategias y ofertas que incluyen diversos métodos de pago. De esta manera, establecen condiciones más flexibles y cómodas para el cliente. 

Beneficios de una tarjeta de crédito gratis

Entre los beneficios de una tarjeta de crédito gratis sin lugar a dudas destaca la flexibilidad del pago al momento de efectuar compras. La posibilidad de comprar hoy y pagar luego, es una gran ventaja que permite acceder a diversos bienes y servicios de forma rápida. Pero esta comodidad al comprar es solo una de las múltiples ventajas que estas tarjetas traen consigo. 

  • Menos gastos

Una desventaja de las tarjetas de crédito es que generan muchos cargos. Las tarjetas gratuitas no generan este problema porque reducen las comisiones que deben pagarse. Al tener menos gastos, se incrementan el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro del cliente. 

  • Disponer de dinero en efectivo

El crédito disponible no solo puede usarse para compras con la tarjeta de crédito gratis. También pueden realizarse transferencias a cuentas bancarias o retiros desde cajeros automáticos. Dichos retiros pueden realizarse en cualquier parte del mundo y estos pueden ser gratuitos. 

  • Gratuidad permanente

Las tarjetas de crédito gratis pueden serlo de manera permanente o bien por un año. Sin embargo, al usarlas y cumplir con los límites mínimos de consumo estas pueden ser permanentemente gratuitas. 

  • Recompensas y descuentos

El uso de las tarjetas de crédito permite acumular puntos que posteriormente pueden ser canjeados por productos, servicios o descuentos. Estos pueden aprovecharse para comprar combustible, boletos aéreos, electrodomésticos, entre otros. 

  • Gestión online

La solicitud de las tarjetas de crédito gratuitas puede realizarse desde internet. Igualmente, la consulta de estados de cuenta, transferencia de fondos, asesoramiento y demás opciones pueden realizarse vía web. 

  • Diversos tipos de seguros

Dependiendo de la tarjeta que se seleccione y del banco que la ofrezca, el cliente puede ser beneficiario de diversas clases de seguros. Lo más comunes son el seguro contra pérdida o robo, contra accidentes y todos los aplicables a los viajeros. 

Estos beneficios pueden ser mayores dependiendo de las ofertas del banco emisor. Por eso no basta con conocer la información promocional de la tarjeta sino que es recomendable ahondar en los detalles contractuales. 

Razones para solicitar tarjetas de crédito gratis

Tras conocer todos los beneficios que ofrecen, no cabe duda que existen múltiples razones para solicitar una tarjeta de crédito gratis. Pero otros productos financieros también ofrecen ventajas similares y es ahí donde conviene resaltar los siguientes motivos para hacerlo: 

  • Son fáciles de obtener, ya que se requieren menos formalidades que las exigidas para obtener créditos hipotecarios.
  • Permiten un mejor control de las finanzas porque son un instrumento independiente de las cuentas bancarias.
  • Son la base para crearse una buena reputación financiera. Manteniendo la solvencia al usarlas, se puede optar por otros productos que ofrecen las entidades bancarias.
  • No hay límites para su otorgamiento. Siempre que se cumpla con los requisitos previstos, puede optarse por una tarjeta de crédito gratis.

Esta lista de ventajas no excluye los riesgos que puedan derivarse de su uso. En este sentido, el titular debe ser consciente de que su uso descontrolado puede conducir a la acumulación de una gran deuda. 

Esto puede evitarse usándolas prudentemente y aprovechándolas según sus cualidades. Aunque las tarjetas de crédito pueden emplearse para toda clase de compras, por lo general ofrecen mayores descuentos en compras específicas. Usarlas de este modo es la mejor forma de reducir los gastos y ampliar los beneficios. 

En conclusión, ser titular de una tarjeta de crédito gratis puede traer amplios beneficios. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que también acarrea una serie de responsabilidades que deben cumplirse para poder disfrutar de ella. 

Por lo general, las tarjetas de crédito son objeto de diversas promociones y ofertas. Son estrategias de los bancos para estimular su uso y al emplearlas bien pueden ser de mucho beneficio. De modo que, si se tiene la oportunidad de solicitar alguna tarjeta de este tipo, es recomendable aprovecharla.

Ante las dudas, siempre es mejor preguntar. Todas las entidades bancarias disponen de un portal web en el que ofrecen información sobre sus productos. Adicionalmente, tienen una sección donde responden a las preguntas frecuentes de sus clientes. El contacto con el banco es la mejor manera de aclarar dudas y estar seguros del tipo de tarjeta que se desea contratar. 

«