Las mejores tarjetas sin comisiones de bankia

tarjeta-de-credito-sin-comisiones

¿Por qué confiar en nosotros?En MejoraTusFinanzasYa revisamos todas las características de los productos financieros para poder llegar a las conclusiones que le mostramos en esta página, siempre para que usted pueda realizar la mejor compra.Nuestros escritores y editores son expertos en finanzas y siempre te darán su opinión sincera.Tarjetas > Sin Comisiones > De Credito

Razones para obtener una tarjeta de crédito sin comisiones.

Última Actualización Enero 2021 

Un producto que no puede faltar entre los que componen los recursos financieros personales es una tarjeta de crédito sin comisiones. Y es que, basta con tenerlas para que se abran las posibilidades de adquisición de bienes y de inversión. 

Una de las desventajas de las tarjetas de crédito son los diversos conceptos que deben pagarse además de las cuotas de interés. A pesar de eso, no dejan de ser una herramienta que ofrece muchas ventajas. Pero cuando se tiene acceso a una tarjeta gratuita y libre del pago de comisiones, los beneficios se incrementan exponencialmente. 

¿Qué es una tarjeta de crédito sin comisiones?

Aunque la denominación que reciben estas tarjetas es muy llamativa, puede haber confusiones sobre lo que se puede hacer con ellas. Por eso, es preciso saber ¿qué es una tarjeta de crédito sin comisiones?

Cuando se habla de una tarjeta de crédito sin comisiones se hace referencia a que su titular no deberá pagar determinados conceptos por usarla. Por lo general, estas comisiones son las más comunes tales como la de mantenimiento o renovación de la misma. Pero también se excluyen del pago otras comisiones más específicas a fin de hacerlas más atractivas. 

En una tarjeta de crédito convencional se establecen comisiones por emitirlas, renovarlas, por retiros, transferencias, seguros y además se cobran los intereses. Las tarjetas de crédito sin comisiones pueden estar exentas de algunos de estos conceptos, pero jamás de todos. El banco debe obtener un provecho del producto que ofrece y tales conceptos son la manera en que lo hace. Por ende, no puede ofertarlas totalmente gratis. 

¿Esto realmente representa un beneficio? Para responder esta pregunta, es importante partir de lo siguiente: una tarjeta de crédito genera el doble de gastos por comisión que una tarjeta de débito. Esto equivale a cientos de euros al año, que podrían ahorrarse o invertirse si se prescindiera del pago de dichos conceptos

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-calcular

Debido a esta característica, también se les conoce como tarjetas gratuitas, pero ello no quiere decir que estén completamente libres de pagos. 

La particularidad en el cobro de comisiones no las hace diferente a otras tarjetas en cuanto a su utilidad. Con ellas se puede pagar en los comercios, realizar retiros de efectivo desde cajeros automáticos, comprar productos por internet, entre otros. 

También poseen condiciones de pago que se acuerdan según las alternativas que ofrece la entidad bancaria y las preferencias del cliente. 

Si se tienen dudas acerca de las comisiones de una tarjeta, es recomendable consultar los documentos donde se describen los beneficios de la misma. Dichos documentos pueden ser el contrato, el libro de tarifas de la entidad bancaria o las normas nacionales o zonales vigentes sobre la materia. 

¿Cómo solicitar una tarjeta de crédito sin comisiones?

Antes de preguntarse cómo solicitar una tarjeta de crédito sin comisiones, es esencial tener claro qué es y qué conlleva su uso. A pesar de tener características en común, no todas son iguales y la idoneidad financiera de la solicitud depende de que se haga la elección correcta. 

Una vez que se conoce la oferta de tarjetas gratuitas disponibles, puede iniciarse el proceso de solicitud que, por lo general es muy simple. 

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-formato-antiguo

¿Sabías qué?

Los creadores de esta nueva forma de pago para la época fueron Frank McNamara, de Hamilton Credit Corporation; Ralph Sneider, su abogado, y Alfred Bloomingdale, nieto del fundador de la tienda con ese nombre.

El primer paso para solicitarla es dirigirse a la página web del banco que las ofrece. Si la tarjeta se ofrece exclusivamente a los clientes del mismo, estos deberán iniciar sesión en la sección correspondiente. Si se trata de una tarjeta de crédito sin comisiones que no requiere vinculación, deberá buscarse el área de acceso al formulario de solicitud. 

Una vez se tenga acceso al formulario deberá dársele lectura al mismo. Esta lectura previa permitirá verificar que se dispone de la información y recursos exigidos por el banco. 

La información que se solicite será personal, laboral, financiero y deberá ser aportada con la mayor exactitud posible. Esto con el fin de que el banco pueda definir la identidad del solicitante y su capacidad de pago. 

Una vez completado el formulario debe enviarse a la entidad haciendo click en el botón enviar o aceptar. A partir de este momento el banco recibe la solicitud y la evalua. Para continuar con el proceso, exigirá el acompañamiento de la documentación que soporte la información aportada. 

Si esta cumple con los requisitos establecidos, el banco aceptará la solicitud y enviará la tarjeta al domicilio especificado en la solicitud. Algunas tarjetas no requieren activación, pero de ser necesario la misma podrá activarse vía web o telefónica. 

Requisitos para obtener una tarjeta de crédito sin comisiones

Cada entidad bancaria que ofrece una tarjeta de crédito sin comisiones establece los requisitos para obtenerla. No obstante, no existen mayores diferencias entre lo previsto para estas y otras tarjetas de crédito. 

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-diferente-gama

Existe una amplia gama de opciones en cuanto a bancos y tipos de tarjetas de crédito. Cada una te ofrecerás diferentes ventajas.

El primer requisito es ser mayor de edad. No obstante, en algunos casos puede establecerse una edad mínima diferente, por ejemplo: 25 años. También es importante ser residente en el país, dirección de domicilio y aportar medios que sustenten dicha información. 

En cuanto a los aspectos laborales, deberá aportarse información que demuestre la capacidad de pago de las cuotas de la tarjeta de crédito. Esto varía según la condición del solicitante, según sea un trabajador dependiente o un profesional autónomo. En ambos casos, deberá aportar documentos que certifiquen sus ingresos. 

Estos requisitos deberán cumplirse desde el momento de la solicitud y podrán estar sujetos a seguimiento periódico por parte de la entidad bancaria. Los mismos serán aportados de manera electrónica o se consignarán en las oficinas del banco según lo establezca dicha institución. 

Adicionalmente, la entidad podrá solicitar la aportación de información adicional o de otros documentos. Esto dependerá de las condiciones de la tarjeta. Así por ejemplo, si la misma no requiriera la apertura de cuenta, es posible que se exijan otros medios para asegurar la solvencia del cliente. 

En todo caso, si existen dudas sobre este tema, lo mejor es aclararlas directamente con la entidad bancaria.   

Condiciones de pago de las tarjetas de crédito sin comisiones

Las condiciones de pago de estas tarjetas son tan variables como las ofertas disponibles. Cada entidad establece de un modo particular los términos de pago de sus tarjetas. Ello se debe a que los contratos bancarios no están sometidos a adecuación por parte del cliente. Este solo puede manifestar si está de acuerdo o no con las cláusulas establecidas

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-truco-experto

Truco de Experto

Recuerda que no todas las comisiones podrán ser evitadas, por lo que es importante que no consideres tu tarjeta de crédito como una opción para disponer dinero, a menos que se trate de una emergencia. 


Y puesto que no se puede adecuar el contrato a conveniencia, lo más inteligente es buscar el que mejor se adapte a las necesidades. Las entidades bancarias ofrecen básicamente tres opciones de pago: total, por cuotas o parcial o disfrutando de un plan de aplazamiento de cuotas. 

Para cumplir con dichos pagos puntualmente, es indispensable conocer la diferencia entre fecha de corte y fecha límite de pago. Esta última, es la oportunidad en que se debe aportar el pago según la modalidad acordada. 

La consulta de las condiciones de pago que establece el contrato, es la oportunidad propicia para saber cuál tarjeta de crédito sin comisiones a elegir. Y es que la excepción del pago de ciertas comisiones no es el único atractivo de ellas. Los descuentos que ofrecen también suelen ser atractivos. 

Este es un punto donde conviene actuar con prudencia y evaluar los cargos que deban pagarse, así como los beneficios a disfrutar. En ocasiones, puede ser más provechoso pagar cierta comisión y acceder a descuentos. En otras, podrá suceder que los descuentos ofrecidos por una tarjeta son menos interesantes que las comisiones exentas de otra. 

Otros beneficios que pueden obtenerse con la tarjeta de crédito sin comisiones

Poder pagar bienes hoy y pagarlos progresivamente en cómodas cuotas, es una gran ventaja. Pero las tarjetas de crédito sin comisiones ofrecen otros que pueden obtenerse desde el momento de su activación o irse adquiriendo paulatinamente: 

  • Ahorro

El dinero que normalmente se destina al pago de comisiones se puede destinar al ahorro o la inversión. Esto se suma al ahorro que se obtiene al aprovechar descuentos y programas de recompensas. 

  • No genera gastos de mantenimiento

Las comisiones derivadas del mantenimiento están excluidas en casi todas las tarjetas de crédito sin comisiones. El usuario debe verificar si este beneficio se ofrece permanentemente o solo durante el primer año de uso. 

  • Compras por internet

Este es el mayor uso que se da actualmente a las tarjetas de crédito. Al comprar con una tarjeta de crédito sin comisiones, estas pueden resultar más económicas

  • Reintegro en compras

Al ahorro en pago de comisiones, los descuentos y demás beneficios, se suma el reintegro de un porcentaje en determinadas compras. Tanto el porcentaje como el tipo de productos al que se aplica este beneficio, son determinados por el banco. 

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-pagos

Podrás realizar numerosos pagos gracias a tu tarjeta de crédito.

  • Puedes hacer retiros en cajeros automáticos

El retiro de dinero en efectivo es una de las ventajas que ofrecen las tarjetas de crédito. Este es un servicio que normalmente genera una comisión, especialmente en los cajeros de otros bancos. Una tarjeta de crédito sin comisiones en cambio, puede estar libre del mismo. 

  • Obtienes recompensas

Una tarjeta de crédito sin comisiones también incluye planes y promociones que motivan determinadas compras. Esto se logra a través de los programas de recompensa que se aplican a compras específicas. 

Tener una tarjeta de crédito sin comisiones entre los productos financieros personales representa una gran ventaja. Con un plan bien definido, estas incluso pueden convertirse en las tarjetas principales del usuario. Sus ventajas y posibilidad de ahorro, son aspectos que hacen de ellas una opción muy viable para efectuar inversiones. 

Consejos para aprovechar al máximo una tarjeta de crédito sin comisiones.

Cuando se trata de una tarjeta de crédito sin comisiones siempre existen formas de obtener más beneficios. Por eso, es importante tener presente diversos consejos para aprovecharla al máximo y aumentar el poder adquisitivo que esta ofrece. 

Ante todo, es preciso tener presente que una tarjeta de crédito sin comisiones es un instrumento de ahorro. Dicho margen dependerá de la tarjeta seleccionada, pero pueden ahorrarse hasta 100 euros anuales si se les compara con una tarjeta de crédito convencional. 

No todas las tarjetas de crédito que entran en dicha clasificación exceptúan el pago de las mismas comisiones. Esto es un factor determinante a la hora de elegirlas, ya que de ello dependerá la idoneidad de las mismas. 

tarjeta-de-credito-sin-comisiones-diners-club

¿Sabías qué?

La empresa pionera en la emisión de una tarjeta de crédito fue Diners’ Club, creada por McNamara.

En este sentido, es conveniente conocer previamente los beneficios que cada una ofrece y analizarlos en función de las necesidades personales. Por ejemplo, puede necesitarse una tarjeta de crédito sin comisiones para obtener ahorrar en viajes.En este caso serán ideales las que no cobren por seguros útiles durante un viaje o que ofrezcan devoluciones por compras de boletos.

Es importante indagar detalladamente en las condiciones de la tarjeta. En ocasiones, los bancos ofrecen una tarjeta de crédito sin comisiones que funciona como tal pero solo durante el primer año de uso. 

Para evitar caer en confusiones, es preciso leer hasta la última letra de la sección de condiciones del formulario que acompaña la solicitud. En él se explican los beneficios de la misma, cómo acceder a ellos y su vigencia. 

En otros casos, existen condiciones que deben cumplirse para poder evitar el pago de comisiones. Conocer tales requisitos de uso es importante y ello también exige dar una lectura completa a las cláusulas contractuales. 

Por otra parte, no es obligatorio contratar una tarjeta que esté vinculada a una cuenta que ya se posea. Algunos bancos ofrecen su tarjeta de crédito sin comisiones a personas que no tengan cuentas en dicha entidad financiera. Los requisitos para obtenerlas suelen ser más rigurosos, pero son una excelente opción cuando el banco propio no brinda una oferta conveniente. 

Para finalizar debe destacarse la gran utilidad de las tarjetas de crédito y en especial aquellas que no cobran las comisiones principales. Con la debida organización financiera, estos instrumentos bancarios pueden ser una pieza clave en los planes y proyectos del cliente. 

Organizar vacaciones, disfrutar de descuentos en compras y acceder a beneficios tales como seguros es parte de las ventajas que se obtienen. Ahora bien, todas estas ventajas no deben quitar la atención de las responsabilidades que su uso conlleva. 

Para poder acceder a tales beneficios e incluso ir acumulando más, es indispensable mantener la solvencia con el banco. Pagar puntualmente según los términos acordados, es la mejor manera de aprovecharlas al máximo.